consejoscreditales Uncategorized ¿Qué debes hacer si no puedes pagar un minicrédito al instante a tiempo?

¿Qué debes hacer si no puedes pagar un minicrédito al instante a tiempo?

0 Comment


En este mundo globalizado y sumido en la competitividad de las empresas de todo tipo, es una necesidad para muchos obtener el móvil de última tecnología, el último modelo de la marca favorita, remodelar la casa, mandar a pintar el coche, entre otros. Son productos y servicios que los españoles planifican para adquirirlos. Pero ¿Qué ocurre cuando están en oferta o cuando aparecen problemas imprevistos?

 

  Fuentes de financiamiento

 En caso de necesitar dinero rápido o un microcrédito  los bancos no son una opción factible, pues generalmente exigen una gran cantidad de documentos y garantías que no todo el mundo tiene y menos tan rápido. Los bancos  tradicionales tienen unas políticas rígidas para evitar el riesgo de incobrabilidad que por lo general implica el desarrollo de fianzas, avales, exigencias como por ejemplo el movimiento de cuentas en el banco específico donde solicita el crédito, contar con una excelente reputación financiera.

  Ante esta realidad y por la premura del momento entran en escena los minicréditos online los cuales poseen una eficiencia considerable, practicidad y ajuste a las necesidades de los solicitantes. Sin embargo, si tienes mucha premura tampoco puedes aceptar todas las condiciones que te ofrecen. Debes negociar y evaluar múltiples opciones a fin de que encuentres el crédito perfecto para ti.

 

  Proceso para la solicitud

  Los minicréditos se caracterizan por ser préstamos de montos bajos, que sirven para solventar emergencias y aprovechar ofertas. Es importante que tengas claro que las condiciones que aceptas no varían y que debes respetarlas a fin de evitarte problemas

  Es muy importante que planifiques bien, que te organices desde el punto de vista financiero, que seas muy disciplinado para pagar las cuitas de forma oportuna, pues aunque los minicréditos sean bajos y la empresa sea muy flexible para otorgarlos si no cumples puedes terminar en una de las temidas listas de morosos donde estarás muy limitado financieramente en el futuro para múltiples operaciones.

  Sin embargo, a veces pueden darse situaciones que escapan del control del cliente en la cual se puede hacer difícil cumplir con un pago. En estos casos, ¿Qué hacer si no se puede pagar?

 

¿Qué hacer?

  Cuando la empresa acepta la solicitud de minicrédito y transfiere los fondos a la cuenta del solicitante se dan por sentado que las partes están de acuerdo con las condiciones adheridas. En este sentido, la empresa prestamista no puede ver con buenos ojos si el cliente no paga la cuota en la fecha prevista. Pero hay opciones, por ejemplo, hay algunas empresas que permiten el aplazamiento del pago de manera gratuita, mientras otras aplican una penalización. Es importante evaluar las opciones antes de solicitar el minicrédito.

   Nunca se puede pedir otro minicrédito para pagar una existente, eso termina endeudándose más. Es mejor llegar a un acuerdo con la empresa. Por lo general las empresas que ofrecen estas concesiones pueden dar 7, 10 y hasta 30 días para que la persona pueda pagar y esto incluye intereses.

 Lo mejor es negociar y tratar de llegar a un acuerdo con la empresa pues se pueden presentar los riesgos siguientes:

 

Riegos de no pagar

  1. Si no pagamos solo veremos que la deuda seguirá creciendo junto a sus intereses convirtiéndose en una deuda grande que se puede volver impagable. Las comisiones pueden aumentar y los costos también.
  2. Si en realidad te olvidas de pagar y se acumulan los meses no solo se te acumula más deuda si no que al cabo de unos 4 meses y te pueden hacer el cobro por la vía judicial lo que te traerá muchos más problemas.
  3. El resultado de la vía judicial si aún mantenemos el imago puede ser el embargo de nuestros bienes tomando en cuenta la naturaleza del minicrédito y de los bienes que tengamos.
  4. Otra de las consecuencias del impago es que nuestros datos terminarán en las listas de morosidad, como por ejemplo la ASNEF. Esto repercutirá en nuestra reputación financiera y limitará nuestro acceso a otros productos y servicios de crédito en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *